25 de septiembre de 2007

No sabemos ver


Es increíble como cualquier día, a cualquier hora, hay algo bonito a nuestro alcance, esperando a que nos fijemos para alegrarnos el día, o quizás, únicamente, para que se nos afloje la mandíbula o simplemente para que se nos escape algún que otro suspiro.
¿Cómo puede la gente no prestar atención a ese rayo de sol furtivo, que se cuela entre las nubes para llegar por fin al suelo después de atravesar el firmamento?
"Rayos de sol hay muchos, podemos verlos todos los días"
Cierto, pero no prestais atención a ninguno de ellos, la belleza se os escapa como arena entre los dedos por que no os importa retenerla, estais demasiado ocupados en vuestros quehaceres cotidianos.
Y cuando veo uno de estos momentos, una de estas "cosas bonitas", no puedo evitar intentar guardarla para el recuerdo, por si algún día se acaban, o mis quehaceres cotidianos no me permiten volver a ver esos pequeños milagros que suceden todos los días. Así que saco mi cámara de fotos e inmortalizo el momento, y luego pienso.... esto es precioso, pero no era así, el color era más vivo, el aire parecía más denso, el rayo de luz parecía estar abriéndose paso, ganándose su camino hacia el suelo apartando las nubes de su camino... ¿Por qué todo eso no sale en la fotografía?

La respuesta es en realidad sencilla, pero en cierto modo inquietante, las cosas bonitas, los detalles agradables, los pequeños milagros, no suceden por ahí, no ocurren, no se aparecen para que la gente los vea. Todas esas cosas están dentro de nosotros, y las vemos por que nuestro estado de ánimo es el adecuado. No es que otras personas no puedan verlas, es que no están del humor adecuado para poder disfrutarlas, y como no ven estas cosas, no hay nada que les alegre el día, y sus vidas se vuelven grises y deprimentes.

Esfuérzate, fíjate en los detalles, capta lo invisible, alégrate el día, la naturaleza nos da cantidad de oportunidades cada día. Los niños, con su inocencia, y con sus personalidades capaces de ver maravillas en cualquier sitio, son incluso mejores que la naturaleza, por desgracia es mucho más difícil captarlo con una fotografía.

2 comentarios:

J41r0 dijo...

¡Impresionante! Me ha conmovido hasta el punto de que no encuentro palabras para esgrimir crítica alguna. Nada que añadir. Nada que objetar. Perfecto.

Olga dijo...

Cierto, no sabemos ver. No queremos ver cuando estamos deprimidos.... En fin, en la mayoria de los casos no he sabido que ponerte, y aqui menos porque todo lo dices y lo dejas bien claro. Felicitaciones por el blog.